Libros de Abel Carvajal

©Abel Carvajal. Derechos de autor reservados.

(*)No es necesario ningún dispositivo Kindle. Descarga allí una de las apps de Kindle gratuitas para comenzar a leer libros Kindle en tu smartphone, tablet o computador.


miércoles, 12 de noviembre de 2014

CAMINO A ORIENTE (IV): El Perdón, La Fe y El Ego

Vista gratuita del libro: https://read.amazon.com/kp/embed?asin=B00NB6F22Q&preview=newtab&linkCode=kpe&ref_=cm_sw_r_kb_dp_b182yb24G33DZ&tag=ac079f-21


EL PERDÓN



Eran las seis y diez, no requería del despertador para levantarse temprano en las mañanas. Su conciencia se encendía a esa hora más o menos. Dormía bien, unas siete u ocho horas.

Bajó a la cocina, se tomó dos vasos de agua al clima y salió al jardín en ropa interior, como acostumbraba dormir. Calentó y estiró sus músculos, tomó aire profundamente e inició sus ejercicios de equilibrio y armonía. Ejercicios caracterizados por movimientos suaves y lentos, para centrar la energía tal y como un chamán mexicano se los había enseñado, imitación de animales, de actividades o juegos de los niños y de los mayores. Él les había adicionado otros más. En China practican una gimnasia similar denominada Tai chi.

Cuarenta y cinco minutos después estaba duchándose.

Desayunó.

Continuó la lectura del pergamino en el jardín.

“Perdonar, palabra que los hombres repiten hasta en las oraciones pero en la que no creen, ni siquiera la aceptan. Muchas veces ponen el orgullo por sobre el perdón. Algunos hasta afirman que perdonar es mostrar debilidad. ¡Oh, cuán ignorantes son quienes así piensan! No saben qué tan poderoso es el perdón y cuán poderoso hace al hombre que perdona. Cada vez que un hombre perdona en la Tierra abre una puerta en el Cielo. Cuando el ofendido perdona a su agresor, éste ya está vencido.

El perdón es de origen Divino, pero es que le hombre también lo es, por eso lo puede y lo debe dar. El verdadero perdón procede del amor y por tanto se encuentra en el corazón, se da sin razón en generoso sentimiento.

El hombre que perdona es grande ante él mismo, ante los otros hombres y ante Dios. Es sabio porque conoce su poder, es poderoso porque lo posee e invencible porque se conquista a sí mismo.

El perdón no se obliga, se siente y se da como una hermosa flor que se obsequia con amor al enemigo. El perdón no requiere de palabras, sólo de intención. No exige explicación, sometimiento ni condición. Del perdón todos somos merecedores, a ningún ser le debe ser negado.

Mientras más difícil se haga perdonar más necesario es el darlo. Mientras más grande sea la ofensa más se engrandece el que perdona. El que perdona perdura. El que perdona será recordado porque su perdón no muere con él, ya que es parte de su espíritu, que es eterno.

Con su muerte, un gran maestro lo enseñó a los hombres. Con palabras lo inculcó y con su cuerpo lo ejemplificó, mas son muchos los que todavía no lo comprenden. El perdón es un poder de los hombres que viene de Dios, es un poder que Dios obsequió a los hombres…”


Continúa...

Para leer el libro completo CAMINO A ORIENTE, un encuentro con la plenitud descarga la última edición en eBook o adquiere la edición impresa en Amazon (único vendedor autorizado):
https://www.amazon.com/CAMINO-ORIENTE-encuentro-plenitud-Spanish-ebook/dp/B00NB6F22Q/ref=sr_1_20?ie=UTF8&qid=1498151764&sr=8-20&keywords=Abel+Carvajal



No hay comentarios.: